Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



miércoles, 30 de diciembre de 2015

¿Y si somos?

¿Y si -como en aquello de Pink Floyd- no somos más que ladrillos en la pared?
¿Y si somos aún algo menos?, ¿y si en vez de ladrillos ordenados en una pared somos granos de arena esparcidos sin orden por las playas?
¿Alguien ha pensado a dónde han ido a parar todos los cuerpos de quienes han pisado la tierra desde el origen de los tiempos? Casi infinitos cuerpos. Un quasi-infinito semejante al de los granos de arena de esas playas. ¿Y si es cierto? ¿Y si somos cuerpos esperando convertirse en cadáveres que, a su vez, se convertirán en granos de arena?
¿Y si -como dice una de las primeras frases de toda la literatura- no somos más que polvo y en polvo nos hemos de convertir?
¿Y si somos aún menos?, ¿y si somos humo?
¿Y si aún somos algo inferior a ladrillos, arena, polvo, humo?, ¿y si somos algo tan inasible como el tiempo?
¿Y si somos la mínima expresión del tiempo? ¿Y si somos -y eso ya es Heráclito, Séneca, Quevedo, Heidegger,...- un mero instante entre la cuna y la sepultura, entre los pañales y la mortaja?
¿Y si -como se dice en los entierros por decir algo- no somos nada?

sábado, 26 de diciembre de 2015

Chrétien de Troyes, Erec y Enid

Chrétien de Troyes, Erec y Enid (Siruela, Madrid: 1993)
Es una buena labor editorial la que hizo -y no sé si sigue haciendo- Jacobo, el hijo sabio de la duquesa de Alba a través de Siruela. He aquí hoy uno de los libros de la colección Selección de lecturas medievales y de Chrétien de Troyes quien, a base de frecuentar el mundo artúrico, se convierte en uno de los fundadores de la novela moderna. Y este último aspecto yo, al menos, lo explicaba así: en un principio la épica, tanto la homérica como la medieval, trata de hechos históricos; pero al transmitirse oralmente esos hechos históricos se van llenando de exageraciones, fantasías... Hasta que el mismo protagonista es ya sólo personaje de ficción. Se habrá pasado así de héroes históricos como Mío Çid a héroes ficticios como Amadís o Erec, el protagonista de esta novela. Luego sólo faltará que la ficción caballeresca sea contestada, al modo hegeliano de tesis / antítesis, desde la más baja realidad por un Lázaro de Tormes o por un don Quijote. Habrá llegado así la novela moderna.

martes, 22 de diciembre de 2015

Cecil Roberts, Estación Victoria a las 4'30

Cecil Roberts, Estación Victoria a las 4'30 (Orbis, Barcelona: 1983)
Si leí esta novela fue porque la regalaban en la liquidación de una biblioteca. Y me sonaba. Claro que me sonaba a novela de misterio del tipo Agatha Christie y será otras cosas excepto eso. Es una novela de estructura sencilla por el proceso de convergencia y divergencia. Explicado, eso supone que en una primera parte se presenta a toda una serie de personajes de lo más variopinto que, por motivaciones de lo más diverso, convergen en esa estación porque todos han de tomar allí un tren cuyo destino es Atenas.Y en la segunda parte, a la inversa, divergen porque cada uno de ellos va llegando a su destino.
Lo que sí huele a Agatha Christie es el punto de vista más bien aristocrático desde el que se observa la realidad. Por lo demás, poco que decir: sólo que carga bastante en lo lacrimógeno o que con la cantidad de personajes que maneja el autor el lector puede caer en la confusión.

viernes, 18 de diciembre de 2015

Juan Rulfo, Pedro Páramo

Rulfo, Juan, Pedro Páramo y El llano en llamas (Planeta, Barcelona: 1980)
Leimos Pedro Páramo para comentarla en la sesión del club de lectura que se celebró en la Biblioteca Pública de Mahón anteayer, 16/12/15. Es una obra de difícil lectura que trataremos de entender a base de destacar aquellos aspectos que nos han llamado la atención:

lunes, 14 de diciembre de 2015

Antonia, XVII: Mi dolor de espalda

Ya he contado otras veces que soy una mujer muy normalita, de las de llevar la casa y cuidar a mi marido. Más adelante ya tendremos niños, aunque aún no me imagino pariendo, y entonces me tendré que organizar de otra manera: que si despertarnos a media noche, que si dar el pecho... Y todo esto lo cuento porque a mí, de momento, me gusta la vida que llevo: arreglar la casa, salir a la compra, mi ratito de ordenador, hacer la comida, esperar a mi marido… Pero hace días que me he salido de la rutina. No tanto como si hubiéramos tenido un niño, ni mucho menos, pero a mí me tocan mis costumbres fijas y es como lo que dicen de un elefante en una cacharrería, que me siento como si yo no fuera yo.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Amaral, Como hablar




Por sacar algo en el blog, ahí dejo Amaral. Parece que algo de letras sabe la nena o quien sea el letrista...
Por lo demás haber (sic, y no lo pienso rectificar) si pasa la navidad de una vez; y año nuevo; y reyes.

domingo, 6 de diciembre de 2015

F. Scott Fitzgerald, El gran Gatsby

Scott Fitzgerald, F. Scott, El gran Gatsby (Orbis, Barcelona: 1983)
Hace muchísimos años leí esta novela e incluso creo haber visto una película basada en ella protagonizada por Robert Redford; creo, incluso, que hay otra posterior con Leonardo di Caprio. La releo porque es la propuesta para la reunión del club de lectura de Ciudadela el 12 de diciembre.
Destaco:
  • La narración en primera persona por parte de un personaje lateral, Nick Carraway, un primo segundo de Daisy Buchanan, la mujer de la que está enamorado Jay Gatsby: Gatsby [...] plasmaba todo aquello hacia lo que siento un irrefrenable desprecio (8-9). Pero parece que se producirá un cambio de opinión en el narrador: Gatsby resultó ser un hombre de una pieza (9). Y los hechos narrados durarán poco más de tres meses: Me acordé de la noche en que, por vez primera, hacía tres meses, acudí a su ancestral mansión (217).

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Dacia Maraini, La lunga vita di Marianna Ucrìa

Dacia Maraini
Maraini, Dacia, La lunga vita di Marianna Ucrìa (Rizzoli, Milán: 2013)
La he leído por recomendación del intelectual de mi pueblo. Y por chulo, por haberla querido leer en italiano, me he quedado a medias; quiero decir que nivel de comprensión no ha sido total; quiero decir, por fin, que no sé tanto italiano como creía que sabía y que, en cambio, me había servido para comprender casi completamente otras muchas obras. Pero, enfín, algo comentaremos:
  • Está ambientada en una Sicilia del XVIII donde los valores imperantes son los contrarios a la Ilustración que recorre Europa; y centrada en la figura de Marianna Ucría, cuya vida expone desde la niñez.