Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



lunes, 30 de mayo de 2016

Ray Bradbury, Farenheit, 451

Bradbury, Ray, Fahrenheit 451 (Debolsillo, Barcelona: 2012)
Leemos la novela para la sesión del club de lectura en la Biblioteca Pública de Mahón del 25/5/16. Y de ella destacaremos:
  • Está dividida en tres partes: la primera -La chimenea y la salamandra (13)- está centrada, según su título, en el fuego, y abarca hasta que el protagonista decide romper la prohibición y leer (82); la segunda -La criba y la arena (83)- contiene una cierta conciencia del protagonista, reforzada por el anciano Faber, ante los libros y culmina con la sorpresa de los bomberos y él mismo acudiendo a su casa a quemárselos (126); la tercera -Fuego vivo (127)- trata la salvación del protagonista y su título alude a la nueva función del fuego que descubre: No estaba quemando. ¡Estaba calentando! (161).

jueves, 26 de mayo de 2016

Henry James, Las bostonianas

James, Henry Las bostonianas (Penguin, Barcelona: 2015)
Vamos a pasar de puntillas por el hecho de que Penguin publique en español y diremos ya que leemos la obra para la sesión del club de lectura del Ateneo de Mahón del día 23/5/16. Si se ha escogido este autor, como antes Shakespeare con Macbeth, es porque también ese año se celebra el centenario de su muerte ocurrida en 1916. No comento que por la misma razón se podía haber leído algo de Cervantes porque tengo parte de responsabilidad al no haberlo propuesto; pero como aún quedan varias sesiones dentro de este año, ya propondré.

domingo, 22 de mayo de 2016

La llamada

(Otro relato por encargo de la página de Tusrelatos con título obligatorio y extensión condicionada)
Llega del trabajo como cada día, algo cansada, quizá hoy más que habitualmente porque el jefe le ha pedido que se quedara un rato más. Mete la llave en la cerradura, abre la puerta, enciende la luz del vestíbulo, luego la del pasillo y, por fin, la del comedor. Deja la tablet sobre la mesa, se sienta en el sofá, mira en el teléfono que tiene sobre la mesita de la izquierda y comprueba que la luz roja no parpadea: ni la ha llamado nadie ni hay mensaje alguno en el contestador. Vuelve al recibidor y, sólo entonces, se quita la chaqueta, la deja en la percha y, con las llaves, da dos vueltas a la cerradura.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Viaje a Salamanca y Figueira da Foz (8-14/5/16)

Como cada año, mi viajecito a Salamanca y Portugal. Sólo que esta vez no he podido -o querido- ir al Algarve por lo exagerado que encontré, en relación a otros años, el precio del hotel Villa Galé de Tavira. Por ello decidí ir al primer sitio alternativo que se me ocurrió, Figueira da Foz, mucho más arriba y a algo menos de distancia.
8/5/16

sábado, 14 de mayo de 2016

Antonia, XVII: Mi dolor de espalda

Ya he contado otras veces que soy una mujer muy normalita, de las de llevar la casa y cuidar a mi marido. Más adelante ya tendremos niños, aunque aún no me imagino pariendo, y entonces me tendré que organizar de otra manera: que si despertarnos a media noche, que si dar el pecho... Y todo esto lo cuento porque a mí, de momento, me gusta la vida que llevo: arreglar la casa, salir a la compra, mi ratito de ordenador, hacer la comida, esperar a mi marido… Pero hace días que me he salido de la rutina. No tanto como si hubiéramos tenido un niño, ni mucho menos, pero a mí me tocan mis costumbres fijas y es como lo que dicen de un elefante en una cacharrería, que me siento como si yo no fuera yo.

martes, 10 de mayo de 2016

Simon Singh, El enigma de Fermat

Pierre de Fermat
Singh, Simon, El enigma de Fermat (Ariel, Barcelona: 2015)
Interesante libro entre lo científico y lo divulgativo. Y bastante comprensible. En resumen trata de la demostración del teorema de Fermat (1601-1665) por parte del matemático inglés Andrew Wiles. El teorema viene a decir que dada la siguiente ecuación
xn+yn=zn
(y entiéndase que la n está volada e indica potencia)
ello sólo se cumple para n=2 como se ve en los casos (3x3)+(4x4)=(5x5) o bien (6x6)+(8x8)=(10x10); pero no se cumple para ningún n>2. Fermat dice haberlo demostrado pero no deja constancia de la demostración y, de ahí, el interés de los matemáticos posteriores por conseguirla.

William Shakespeare, Macbeth

Con motivo del cuarto centenario de la muerte de Shakespeare -y de Cervantes- leemos Macbeth para la sesión del 19 de abril en el Ateneo de Mahón. Usamos para la lectura la siguiente edición:
Shakespeare, William, Hamlet, Macbeth (Aguilar, Madrid: 1983, traducción de Luis Astrana Marín). Citaremos por esta edición según número de acto, de escena y de página.

Diremos de momento que no respeta las unidades aristotélicas: la de espacio, en tanto se desarrolla en Escocia y en Inglaterra variando de la una a la incluso en el mismo acto, el IV; y la de tiempo por el necesario para trasladarse de un espacio al otro.

lunes, 2 de mayo de 2016

¿Y si somos?

¿Y si -como en aquello de Pink Floyd- no somos más que ladrillos en la pared?
¿Y si somos aún algo menos?, ¿y si en vez de ladrillos ordenados en una pared somos granos de arena esparcidos sin orden por las playas?
¿Alguien ha pensado a dónde han ido a parar todos los cuerpos de quienes han pisado la tierra desde el origen de los tiempos? Casi infinitos cuerpos. Un quasi-infinito semejante al de los granos de arena de esas playas. ¿Y si es cierto? ¿Y si somos cuerpos esperando convertirse en cadáveres que, a su vez, se convertirán en granos de arena?
¿Y si -como dice una de las primeras frases de toda la literatura- no somos más que polvo y en polvo nos hemos de convertir?
¿Y si somos aún menos?, ¿y si somos humo?
¿Y si aún somos algo inferior a ladrillos, arena, polvo, humo?, ¿y si somos algo tan inasible como el tiempo?
¿Y si somos la mínima expresión del tiempo? ¿Y si somos -y eso ya es Heráclito, Séneca, Quevedo, Heidegger,...- un mero instante entre la cuna y la sepultura, entre los pañales y la mortaja?
¿Y si -como se dice en los entierros por decir algo- no somos nada?