Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



martes, 28 de febrero de 2017

Liverpool y Walt Whitman

Mi niño y yo en la zona universitaria de Liverpool
En noviembre de este pasado año 2016 estuve una semana en Liverpool. Para ver a mi niño, que andaba de Erasmus. La ciudad, bien: muy inglesa, claro, con sus pubs, su empecinamiento en conducir por la izquierda como Dios manda y su centro histórico reconvertido en plan comercial. Aproveché para comprar pantalones y ropa interior en Mark & Spencer y, a lo barato, en Primark aunque luego me enteré de que la vicepresidenta del gobierno, mi Sorayita, también compraba en Primark. Ah, y los Beatles, que es por lo que se conoce a Liverpool en el planeta: tienen una estatua de conjunto frente a la tienda de merchandising junto al río. Y lo que llegue a andar arriba y abajo... sin enterarme de si lo que recorría eran quilómetros o millas, que no sé si ya se han incorporado al sistema métrico decimal aunque espero que no..
Lo de detrás es la cúpula de la catedral

viernes, 24 de febrero de 2017

Quijote, I,15-16

Traemos el comentario a esos capítulos del Quijote para aportarlos a la sesión del club de lectura del Ateneo de Mahón que habrá lugar el 16 de marzo
Los dos capítulos tienen en común, entre sí y con otros, los palos que acaban recibiendo los protagonistas: a causa de Rocinante primero y como resultado de la confusión provocada alrededor de Maritornes después.

jueves, 16 de febrero de 2017

Esperança Camps, L'illa sense temps

Camps, Esperança, L'illa sense temps (Meteora, Barcelona: 2016)
Leemos, para la sesión del club de lectura de la Biblioteca Pública de Mahón del 22 de febrero, la presente novela. Diremos en principio que tiene tintes de novela negra -de ahí, se supone, el color dominante en la portada (vid. foto)- y parece inspirarse de lejos en un hecho real ocurrido hace algunos años en Ciudadela, el asesinato de una anciana. La comentaremos a nuestro modo:

domingo, 12 de febrero de 2017

Quijote, I,13-14

Proseguimos con nuestra lectura del Quijote a un ritmo de dos capítulos mensuales para comentarlos en el Ateneo de Mahón esta vez el día 17 de febrero.

Capítulo 13:
  • Episodio lateral de tipo pastoril: Marcela y Grisóstomo. La pareja protagonista queda en segundo lugar. Episodio contado antes por dos personajes, el mozo que viene de la aldea y Pedro (I,12), y aquí repetido por Vivaldo. Luego será contado, de diferente modo por cada uno de sus personajes, Grisóstomo y Marcela (1,14). De esa manera, aparte de haberse ido creando una cierta tensión por conocer a los protagonistas de ese episodio, aparecerán luego éstos en escena: Grisóstomo muerto y Marcela explicando su papel en esa muerte. Y la historia que antes era relato ahora se convierte en vida; lo que antes había sido oído, será ahora visto; del mismo modo, si el inicio de la historia había sido relatado, su desenlace será vivido; y se vuelve así al binomio vida/literatura tan presente en la novela.
  • Motivo de la encrucijada (al cruzar de una senda) como comienzo de una aventura: el encuentro con seis pastores y dos gentileshombres que acuden también al entierro de Grisóstomo.
  • Diálogo con Vivaldo sobre la condición del caballero andante; éste parece hombre sensato y entiende de novela de caballerías como antes el cura y el barbero. Alusión de don Quijote, para justificar su profesión, al rey Arturo y a la idea de que no murió y ha de volver a recuperar su reino (cf. con el mito sebastianista en Portugal). De paso intenta enlazar con la tradición artúrica a partir de Lanzarote del Lago de un lado y, de otro, con otros caballeros conocidos como Amadís de Gaula y Tirante el Blanco.
  • Defensa de su profesión siguiendo el tópico de la oposición entre el estado religioso y el de las armas: mientras el religioso reza por el bien en la tierra, el caballero ejecuta con las armas lo que él pide.
  • Descripción de Dulcinea idealizada a base de tópicos: como la dulce mi enemiga, […] sus cabellos son oro, […] sus cejas, arcos del cielo (porque la mirada es como una flecha que hiere), […] sus mejillas rosas… Es la típica mujer blanca y sonrosada y de cabello rubio (Cf. Garcilaso, soneto XXIII). Además, la descripción es de tipo celeste (frente como cielo, cejas como arco iris, ojos como soles) en línea con la idea de la dama como camino hacia Dios.
  • Doble sentido del título de Canción desesperada puesto por Grisóstomo: de alguien sin esperanza o de alguien desesperado, un suicida.
Capítulo 14:
  • Consiste en un proceso contra Marcela a la que don Quijote, al final, declara inocente (156).
  • Hablan los dos protagonistas de la historia: Grisóstomo, ya muerto, en sus versos, y Marcela en su largo discurso.
  • En el poema, la explicación de la muerte del pastor no es ambigua: antes se había dicho que ha muerto de amores (XII, 128). Ahora se habla de celos y ausencia (148), de infidelidades y mentiras (149), y se alude a una soga (149) y a un lazo (150). Luego Ambrosio dirá que esos celos y sospechas son imaginados (152) y así parecerá según el discurso de Marcela, quien parece decir que no ha dado en ningún momento esperanza alguna a Grisóstomo (155)
  • Crítica del neoplatonismo y de su idea de amar lo bello porque ello supone amar a Dios, en boca de Marcela: si hay que amar a todas las bellezas, todo sería un caos. Y si Marcela ha escogido la vida pastoril ha sido por deseo de libertad y no condicionada por el amor. La cuestión estriba en que su condición social se lo permite.

viernes, 3 de febrero de 2017

Aristófanes (I), Las asambleístas, Lisístrata

Aristófanes, Comedias, III (Gredos, Madrid: 2013)
Leemos 'Las asambleístas' para la sesión del grupo de lectura del Ateneo de Mahón que se celebrará el 17 de este mes de febrero. Y la comentamos a partir de los que, según nuestro criterio, son sus puntos de interés:
  • La idea de fondo de la obra es la salvación de la ciudad. Y como los hombres han sido incapaces de conseguirla, la solución va a ser la entrega del gobierno a las mujeres: éstas instaurarán un sistema prácticamente comunista que convierte a la polis en una casa común de todos los ciudadanos con comidas comunales y la colectivización del sexo: es menester que todos tengan en común y compartan todas las cosas. […] en primerísimo lugar haré común la tierra, el dinero y todo lo demás que es de cada uno (590ss); las (mujeres) menos agraciadas y las chatas estarán junto a las de mejor ver, y si (un hombre) desea una de éstas, tendrá primero que trajinarse a la fea (615ss); y también los hombres feos tendrán preferencia ante las mujeres hermosas: con los chatos y feos se ha votado que se joda primero (700ss). El nuevo orden tiene visos de las utopías del XVI: no habrá pleitos (655); no habrá ni un solo ladrón […] pues ¿cómo va a robar lo que ya tiene? (665). Aunque mantiene la división en clases: las esclavas […] Sólo deben yacer con los esclavos (720ss).